• Kimaya

AMANCAY- Rural Hands, el valor de lo cotidiano



Una mañana, paseando por Palma, descubrí la preciosa tienda AMANCAY- Rural Hands (Costa d`en Brossa, 5).

Un soplo de aire fresco en medio de la ciudad, un trocito de la belleza del mundo rural.

Me encantó el concepto y la energía tan bonita que se respira allí. La misma que sentí al conocer a sus creadores, Sofi y Tomy.


Hacia mucho tiempo que quería hablaros de las muchas vidas que pueden tener nuestros Hula Hoop. De lo importante que es para mí rodearme de objetos que me acompañen mucho tiempo y que me aporten valor. Cuando conocí a Sofi y a Tomy, les propuse que me ayudasen a darles un nuevo uso, pronto os podré enseñar lo que hemos preparado. Pero antes, me gustaría compartir unas preguntas que les he hecho con la intención de que podáis conocerles un poco mejor.


¡Espero que os guste saber un poquito más sobre ellos y su proyecto!





¿Quiénes sois y cómo nace Amancay Rural Hands?

Amancay Rural Hands nace a partir de nuestra historia y aquellos valores que ambos compartimos gracias a nuestras familias, nuestras raíces y nuestros lugares. En un mundo en el que lo material abunda, y se vuelve efímero, nos propusimos revalorizar, primero desde casa, el valor de lo cotidiano.

Sofía, nacida en Argentina. De niña jugando a hacer ramos en el jardín de su abuelo, y haciendo velas en casa para vender en el pueblo. Nunca pensó que tendría la suerte de emprender en lo que consideraba su hobby y recuerdo de niñez.

Tomy, nacido en Suiza. Junto a su familia, pasó gran parte de su vida viviendo en distintos países.  Siempre priorizando la vida en el campo y la creatividad. Su casa familiar en la Patagonia, resultó fuente de inspiración para este proyecto.

A partir de nuestra vida juntos en Mallorca, desarrollar el concepto de AMANCAY Rural Hands fue simplemente compartir lo que apreciamos, con la intención de compartir aún más tiempo juntos y sentir que aportamos al sistema en el cual creemos, más justo y respetuoso con el medio ambiente.

RURAL HANDS es nuestra rutina y está en nuestros planes a futuro. Lo agradecemos cada día al darnos cuenta que trabajamos de algo que disfrutamos muchísimo. Cada arreglo floral está hecho con mucho disfrute, y cada artesanía seleccionada con cariño.


¿Podéis definir vuestro proyecto en tres palabras?

NATURALEZA, ARTESANÍA, AMOR.


¿Cómo explicarías al mundo en qué se diferencia vuestra tienda?

El hecho de considerar a nuestro proyecto como un estilo de vida, en el que en el camino conocemos a personas que comparten nuestros valores y el respeto por la naturaleza. De a poco construimos lazos con artesanos que admiramos y apreciamos, y el cariño de cada parte que participa en Rural Hands intentamos reflejarlo en nuestro espacio.

Se trata de un proyecto en el que compartimos nuestro amor por la vida rural, la sencillez de lo cotidiano y auténtico, y la consciencia de que, los pequeños momentos, afortunadamente, lo son todo.


¿Qué os inspira? ¿algún referente?

Creemos que nuestras raíces y la naturaleza son nuestra principal fuente de inspiración. Como principales referentes, nuestros padres, quienes nos han inculcado un estilo de vida y valores que nos convirtieron en quienes somos; dos jóvenes inmediatamente más felices e incluso creativos si estamos en contacto con lo natural. Solemos pensar también en el mundo que le dejaremos a nuestros futuros hijos, deseando que ellos e infinitas generaciones puedan conocer y disfrutar de todo lo bonito que nos da nuestro planeta.

Nos llena compartir cada momento juntos, dedicándonos a lo que realmente nos gusta. Sentir que desde nuestro humilde lugar, contribuimos a valorizar un comercio más justo y auténtico. Cada día aplicamos juntos los valores que nuestras familias nos inculcaron, y un estilo de vida que queremos transmitirles a nuestros hijos.


¿Qué podéis contarnos de la selección de piezas que llegan a vuestra tienda?

Buscamos bienes provenientes de la naturaleza, que sean trabajados artesanalmente, únicos, atemporales y para toda la vida.

La protagonista de nuestro proyecto es la flor seca. A partir de su durabilidad, tratamos de valorizar un consumo más consciente, preservando con mayor eficiencia lo que la naturaleza nos da.

Además, contamos con una selección de velas naturales, menaje de madera y vidrio reciclado, fibras naturales, cosmética ecológica, mantas y bufandas de Lana Merina y Mohair, entre más productos ecológicos y artesanales. Cada producto es seleccionado con mucho cariño y respetando los valores de nuestro proyecto.


Personalmente, me enfada muchísimo en estos días, encontrarme mascarillas y guantes por la calle, me hace pensar que vamos para atrás. Hay incluso quien dice, que la pandemia que vivimos, es el fin del movimiento Zero Waste ¿Qué opináis?

Personalmente nos hace reflexionar acerca de la naturaleza cambiante y por momentos extremista que tenemos como sociedad. Durante el confinamiento a todos nos ha iluminado un poco leer que nuestro planeta se tomaba un respiro y que parecía comenzar a sanar el daño consecuente de nuestra falta de cuidado. Nos preocupa que esas reflexiones queden abandonadas en las redes sociales y que este difícil momento pase sin que hayamos aprendido o reflexionado en estas cuestiones. Las precauciones sanitarias que debemos tomar para esta “nueva normalidad” deberían ser respetuosas con el medioambiente y debería nacer de cada uno de nosotros buscar alternativas a lo descartable.


¿Qué es para vosotros la felicidad?

Creemos que la felicidad está en muchos pequeños momentos. Intentamos prestar especial atención a todos los detalles que nos alegran los días, valorando lo que tenemos y reflexionando en que mucho de lo que creemos “necesario”, parece no ser tan esencial ni hacernos más felices.

Cuidar las flores, cortar leña, el olorcito a las recetas de la abuela, el café y las charlas con nuestros padres. La amistad que se vuelve hermandad, el feliz recibimiento de nuestra mascota, el dormir y despertar cada día juntos, el trabajar de lo que más felices nos hace y poder compartirlo. Son una sumatoria de “lujos” que nos hacen pensar hasta en los momentos difíciles, que tenemos la suerte de ser muy felices.


¿Una meta?

Formar una familia, seguir compartiendo nuestro trabajo y dedicándole nuestro cariño y esfuerzo, para también trasladar el concepto de AMANCAY Rural Hands a otros rubros. Seguir aportando nuestro granito de arena a la sostenibilidad y a revalorizar el trabajo manual y tradicional.


Espero que os hayan gustado tanto como a mí. Si os apetece seguir al tanto de sus pasos, podéis seguirles en su cuenta de Instagram @ruralhands. Las fotos son de la increíble Susan Ros, también la podéis encontrar en @fromsusanros.


Un abrazo y ¡hasta la próxima!


Alba









Newsletter
Profesionales
Información

@2020, Kimaya