• Kimaya

Detrás de nuestra última pieza: Jessica Ozlo

Cuando todavía vivíamos en México, y la idea de Kimaya empezaba a tomar forma (más que nada en nada en mi cabeza), vino a visitarnos mi amiga Elena.


Uno de esos días, en una tarde calurosa volviendo de recorrer un pedacito de Yucatán en coche, pasamos por el trayecto que transcurre de Cobá a Tulum. Nos detuvimos a la altura del pueblito Manuel Antonio Hay porque quería enseñarle la maravilla de artesanías que salen al camino. Es un lugar donde manejan con maestría distintos materiales pero en especial, el arte del macramé.


Desde que había llegado le habíamos estado hablando de mi proyecto y, al ver todo aquello, recordó a su amiga Jessica a la que había conocido en su etapa en Londres. Me contó que hacía piezas preciosas en macramé desde su estudio en el campo, a las afueras de Londres y que era una persona con una energía muy bonita. Me dijo que, después de todo lo que le había contado sobre Kimaya, quizá fuese buena idea ponernos en contacto y explorar sinergías. Elena se compró un lindo atrapasueños y continuamos el camino.


Muchos meses después, ya instalados en Donosti y con el proyecto un poco más avanzado, recordé aquella conversación. Llamé a Elena y le pedí que nos conectara, así llegó Jessica a mi vida. Ha pasado mucho tiempo desde aquella primera conversación, muchos audios, sensaciones y complicidad. Nunca nos hemos podido mirar a los ojos (ojalá pronto ese abrazo pendiente) y, sin embargo, me resulta muy fácil hablarle de mis sentimientos. Me regala paz y me gusta saber que está ahí. Desde el minuto uno he sabido que hablamos el mismo idioma y que, para ambas, la crianza debe ir unida al respeto por la naturaleza. Creo que, por eso, llegar a entendernos con la pieza que ambas queríamos, fue sencillo. Lo único que le pedí es la pieza tuviese otra utilidad y no fuese sólo un tapiz.

Y voilá, la primera idea que me planteó me pareció perfecta.



Más allá de lo personal, Jessica es una artista a la que admiro, es capaz de comunicar con creatividad a través de distintos materiales naturales, desde los textiles a la cerámica pasando por la pintura. Una persona muy inspiradora, a la que le he pedido que responda a unas preguntas para que la conozcáis un poco mejor.


Os dejo con ella y espero que os guste tanto como a mí:


¿Quién es Jessica Ozlo?

Mi pasión ha sido el arte desde que era pequeña. Crecí dibujando, pintando y haciendo cerámica. Comencé a trabajar con textiles cuando estudiaba diseño de moda en Barcelona y mi amor por los tejidos y fibras creció mientras me formaba en mi master de diseño de vestuario para cine y teatro en Londres. Hace 14 años me vine a Londres a aprender inglés y a vivir una aventura de 6 meses que todavía no ha terminado, una cosa me llevó a la otra y por ahora aquí me quedo.

Tuve que replantearme mi carrera cuando me quedé embarazada en 2015 porqué decidí que quería pasar todo el tiempo posible con mi pequeño. Aprendí a hacer tapices, en los raros momentos que mi bebé dormía, intercambiando y combinando técnicas de macramé y tejeduría.


Cuéntanos un poco sobre tu proyecto

Mi proyecto comenzó con la idea de vender productos hechos a mano con técnicas como el macramé. Poco a poco se ha convertido más en una práctica artística y han ido apareciendo artes que abandoné cuando era pequeña como la pintura y la cerámica, aunque sigo usando mayoritariamente técnicas de macramé y tejeduría como medio de expresión.

Mi práctica artística está íntimamente relacionada con mi estilo de vida. He aprendido a vivir despacio para apreciar y saborear las pequeñas cosas en la vida. Esto se transforma en mi trabajo al concentrarme sobretodo en el proceso no en el resultado final, porque creo que es donde pasa la magia. Por eso usar técnicas artesanas las cuales requieren mucho tiempo y concentración me ayudan a ir más despacio y a estar más conectada con el momento de creación. En cierta manera es una respuesta al ajetreado ritmo de vida de hoy en día. Intento separarme de ello, llegar a mi estudio y sumergirme en una pieza que me puede llevar meses acabarla. El proceso de creación de mis pinturas es muy diferente ya que pasan en una medida de tiempo más corta y son muy intuitivas pero el proceso es similar ya que dejo que este defina la singularidad de cada pieza.

¿ Qué te mueve e inspira? ¿ Cómo es tu proceso de creación?

Mi creciente conexión con la naturaleza es lo que más me inspira. Este es otro de los elementos que traspaso de mi vida cotidiana a mi trabajo. Tengo la suerte de vivir rodeada de naturaleza, aunque vivo en una pequeña ciudad a las afueras de Londres, a pocos pasos me puedo perder en campos y bosques. Así un simple paseo por mis alrededores es fuente de inspiración. Tengo el deseo de llevar la naturaleza al interior del hogar, por eso mi creciente uso de materiales naturales. Los cuales también son en si mismos una gran inspiración. Me encanta la textura y el tacto de dichos materiales. Suelen tener muchas irregularidades e incluso un olor particular que los llena de carácter en si mismos.

Las formas geométricas están muy presentes en mi obra me ayudan a ordenar mi caos interior. No tengo la necesidad de reproducirlas de manera perfecta sino que, al contrario, dejo que el proceso de creación de paso a una forma mas orgánica e imperfecta. Quiero que esté presente el hecho que son obras hechas a mano.

En tu proyecto se respira sostenibilidad, ¿Fue siempre así o fue algo que surgió con el paso del tiempo?

Fue así desde el principio. Antes de abrir la tienda online pasé un tiempo encontrando materiales que fueran sostenibles y éticos. Al principio sobretodo, hacia macramé y necesitaba cuerda, por supuesto no iba a utilizar cuerda sintética pero incluso optar por cuerda de algodón convencional no me pareció una buena alternativa ya que la industria algodonera afecta muchísimo al medio ambiente. Me costó pero acabé encontrando una fábrica en Barcelona que produce su cuerda con los recortes de prendas realizadas en fábricas de moda que de otra manera acabarían en el vertedero. Con el tiempo he ido incrementando el uso de otros materiales reciclados y materiales naturales.

La naturaleza nos ofrece una fuente inacabable de recursos naturales. Pero la hemos de cuidar porque lo cierto es que si seguimos a este ritmo de consumo mundial nos enfrentamos a un grave problema de agotamiento de recursos. Últimamente tengo esto muy presente cuando trabajo. Por eso no se trata solo de escoger los materiales apropiados, sino de hacer el mejor uso de ellos y de no dar por supuesto que siempre vamos a poder coger sin dar nada a cambio.

Tienes un hijo de 5 años, ¿Hablas de sostenibilidad con él? ¿ Cómo crees que es la mejor manera de ayudarles a tomar conciencia?

Si que hablo de sostenibilidad con él. Tengo un par de libros que me ayudan con el tema. Entiendo que todavía es muy pequeño para entender el problema del medio ambiente en su totalidad, pero creo que es esencial que los niños aprendan a cuidar el entorno desde pequeños y creo que la mejor manera es dando ejemplo. Ellos copian nuestra manera de hacer las cosas, por lo que si a nosotros nos importa a ellos también les importará. Mi hijo nos ve reciclar, intentar usar el menor plástico posible y reusar, incluso reparar lo que ya tenemos cuando es posible. Estamos lejos de la perfección, pero me gusta pensar que vamos por buen camino y que solo puede ir a mejor cambiando pequeños hábitos a nuestro ritmo.

Hablamos sobre la pieza, ¿Cómo surgió en tu mente?

Ha sido un proceso muy interesante. La idea surgió después de hablar contigo y que sugirieras que no solo querías una pieza bonita para decorar la pared. Comencé a darle vueltas a la idea de que funcionara como juego también. De esta manera he creado una pieza que es decorativa y educativa a la vez.

En cuanto al diseño ha sido un proceso de varios intentos hasta dar con la pieza final. Ha ido evolucionando respecto a su funcionalidad a fuerza de crear y probar diferentes soluciones. Me ha encantado diseñar esta pieza porque a la vez ha influenciado la manera en la que percibo mi trabajo y es que el diseño es parte importante de mi proceso de creación, aunque depende de la obra tenga más o menos peso.

Otra de las cosas que he tenido claras desde el principio de mi aventura es que quería trabajar y colaborar con marcas y otros artistas que concordaran con mi filosofía. Así he rechazado otros proyectos que no encajaban con mi forma de hacer y pensar pero estoy muy feliz de haber aceptado este proyecto que me ha aportado tanto.



Si os quedáis con ganas de saber más, podéis seguirle la pista en sus canales @jessozlo y www.jessicaozlo.com.


Por mi parte me despido hasta la próxima, eternamente agradecida de que haya querido formar parte de este bonito viaje que es para mí Kimaya.





Un abrazo,

Alba

Newsletter
Profesionales
Información

@2020, Kimaya